Mascotas2018-09-12T00:44:47+00:00

La decisión de tener una mascota en casa, ya sea comprada o adoptada debe ser siempre una decisión madurada y a conciencia, tomada con el consentimiento de todos los integrantes del grupo familiar y asumiendo la responsabilidad que esto implica.

El Universo de mascotas

El día que decidimos abrir la puerta de nuestro hogar, de nuestra vida, a esta mascota, lo debemos hacer desde el pleno convencimiento de que es lo que queremos y de esta manera nos estaremos asegurando, los que podrían llegar a ser, los más hermosos años de nuestra vida…

Ya que ésta será una importante decisión, debemos elegir cuidadosa y pacientemente cual será la mascota que nos acompañara en el futuro. Por tal debemos decidir cuál es la mascota que deseamos pero a su vez pensando también cual es la que mejor se adapta a nuestras posibilidades, entendiendo que conjunto con los beneficios que implica tener una mascota en casa también conlleva nuevas responsabilidades.

Perros

La decisión de adoptar un perro implica influir directamente sobre las personas que integran el seno familiar o aquellas que viven en soledad. Los caninos enseñan el sentido del amor, la amistad y la fidelidad. Por algo se dice que un perro es el mejor amigo del hombre, nunca te decepcionará. Su incondicional amor sirve de ayuda a las personas que tienen baja autoestima.

Un perro puede ser de gran ayuda en casos de enfermedades, depresión, miedos o tristeza. Al tener que ocuparse de su mascota, el dueño olvidará sus problemas, jugar con él aliviará las tensiones y estrés y se está más relajado, por lo que la compañía de un perro viene muy bien a las personas que sufren de problemas de nervios. También promueve la socialización provocando la interacción con otras personas y el diálogo. Llenan de vida la casa y con ello se recupera la vitalidad, las ganas de vivir y de hacer nuevas cosas.

Pero no todo son beneficios, la adopción de un perro también implica una gran responsabilidad, así como nosotros, es un ser vivo que exige una atención adecuada.

Además de la alimentación y la compañía, el perro, necesita ejercitarse, socializar, hacer sus necesidades e ir al veterinario.

Gatos

Hay un dicho que dice: “Al que no le gusta los gatos es porque nunca tuvo uno”

El gato es una maravillosa mascota, su cuidado y mantenimiento son muy sencillos y muchos los prefieren a diferencia de otros animales como los perros, que necesitan más cuidados y atención.

A pesar de que existen muchos mitos sobre los gatos solo los dueños de estos saben lo increíble que pueden ser estas mascotas. Son una gran compañía tanto para aquellas personas que viven solas como para el grupo familiar, no exigen demasiada atención, son limpios, inteligentes, independientes y se adaptan muy bien a distintos espacios, sean chicos o grandes. Llegan a ser muy apegados a sus amos, su cariño es incondicional, son leales y no traicionan, son fieles compañeros que nos alejaran las horas de soledad.

Mascotas no tradicionales

Son aquellas mascotas no tan conocidas como los caninos y felinos pero que igualmente pueden ocupar ese lugar tan ansiado tanto para grupos familiares como para aquellos solitarios que necesitan de una compañía. Normalmente la elección de estos pasa por aquellos que tienen limitadas las posibilidades de adquirir otro tipo de mascota o que desean empezar con una pequeña.

Acuarios

Para los que disfrutan de los peces, el acuario, no solo es una gran compañía sino también una bella atracción dentro del hogar. Está comprobado que disminuye el estrés y la presión sanguínea, ayudan y calman a los niños que sufren hiperactividad, son un excelente antiestresante, neutralizan la agresividad y transmiten buen humor.